Niños, parques, otros lugares y extraños

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

parqueEsta mañana, al poner la radio, ha coincidido que Rocío Ramos Paul (Supernanny) estaba haciendo su sketch. Hoy hablaba sobre la temática que aborda muchos de los telediarios y artículos: el miedo que han vuelto a generar los casos de pederastia que se han dado últimamente en los parques.

Sin duda es un tema que pone en alerta a todos los padres/madres, tutores, abuelos, cuidadores, etc. Y no es para menos, los niños son (junto con los ancianos) las personas más vulnerables y a las que más hay que cuidar y prestar atención.

En este sentido, cuando se está en la calle, supermercado, centro comercial,… hay que poner en ellos mil ojos. De acuerdo. Pero también, y en esto incidía la psicóloga, hay que enseñarles desde pequeños estrategias para que puedan tener recursos para enfrentarse a diferentes situaciones. 

El niño percibe al adulto (si su experiencia con su padre/madre y demás adultos de referencia ha sido satisfactoria) como alguien que le va a cuidar y no le va a hacer ningún daño… pero DESGRACIADAMENTE no es así. No todos los adultos son personas que ven la fragilidad del niño… sino que, lamentablemente, hay adultos que están ENFERMOS y se comportan como DEPRAVADOS y DEGENERADOS. Ellos solo van a hacer daño.

Es importante cuando contemos estas cosas a los pequeños, no alarmarles y no meterles el “pánico” en el cuerpo. Hay que enseñarles a defenderse pero viviendo tranquilos.

Comentaba que a los niños se les puede explicar que no todos los adultos son buenos con los niños y que por eso tiene siempre que hacer caso a lo que le hayan dicho sus padres/abuelos/cuidadores. Así:

Si un adulto se acerca y le ofrece algo la respuesta es: “Le voy a preguntar a mi madre si puedo cogerlo.”

Si un adulto le dice que es amigo de sus padres y que le han dicho que vaya con él la respuesta es: “no me puedo ir contigo, lo voy a preguntar y a ver si me dejan.”

Si un adulto le llama por su nombre no quiere decir que le conozca, por lo que no tiene que hacer nada de lo que le diga/ofrezca sin consultarlo con la persona que esté a su cuidado (padre/madre/cuidadora/abuelos)

– Si un adulto le dice a que lo que ha pasado (o dicho,…) es un secreto… es justamente lo que le tiene que contar a sus padres/cuidadores/abuelos…

Del mismo modo hay que enseñarles qué adultos si les pueden ayudar en caso de que se pierdan en un centro comercial, etc. Así, se les puede enseñar a los policías de uniforme para que ellos puedan acudir a ellos si les ven. Y, por supuesto siempre que se sepan un teléfono móvil y la dirección de casa.

Me ha parecido un skecht bastante interesante sobre todo por lo expuesto de que todo ha de ir de la mano: hay que estar atentos de los pequeños cuando estamos fuera de casa, pero a la vez hay que darles estrategias para defenderse y enfrentarse con éxito a las situaciones que se les puedan presentar. 

Ambos aspectos son imprescindibles para el desarrollo adecuado.

¡Feliz inicio de curso a todos!

Gracias siempre, por estar y leer!

Reyes Armada Arnau
Psicopedagoga Consultora.
Especialista en TDAs por el Grupo ALBOR-COHS
Directora del CIT-TDA Vva Pardillo.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Author: Admin