TDAH-Ritalin-Concerta y la “obsesión” (de algunos) por medicar

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

DAH

Esta mañana leía “El Ecomista” de Mexico la siguiente noticia, en la que se aborda la temática del TDAH y de la necesidad de medicar a las personas que tienen dicha condición.

Sin querer resultar polémica, me gustaría abrir el debate en los siguientes aspectos del artículo:

1. Cita textualmente en el primer párrafo que es un “problema de salud”. Éste, quizá, pueda parecer un detalle insignificante para muchos, pero creo que no podemos dejarlo pasar por alto. Realmente, ¿es un problema de salud, como la gripe, una gastroenteritis, etc.?  Si se concibe el TDAH como un problema de salud, la tentación de “curarlo” con medicamentos es tremendamente alta.  El Déficit de Atención con o sin hiperactividad NO ES una enfermedad NI ES un problema de salud. Es una condición genética con la que se convive toda la vida, una característica más de la persona. Por lo que no es necesario acudir al término de “CURACION”, sino que hay que ayudar a la persona a convivir y manejar dicha característica adecuadamente. Y en algunos casos de personas que tengan la condición de Déficit de Atención con Hiperactividad, se puede acudir (siempre Temporalmente) a la medicación. Y la toma de medicación siempre se ha de complementar con un trabajo Psicoeducativo fundamentado en la intervención cognitivo-conductual. 

2. Seguimos leyendo y algo más abajo leemos “Este trastorno tiene tres síntomas principales: inatención, hiperactividad e impulsividad, y dependiendo de cuál predomine más es como se clasifican y como debe diferenciarse el tratamiento.” Afirmación ya muy discutible por dos motivos:

– El trastorno no viene “porque sí”. La condición que se tiene es Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. Con el trastorno no se nace, SE PUEDE PREVENIR con la adecuada intervención. La situación de trastorno supone que se ve afectada de manera negativa la vida académica, social, familiar o personal del niño/a y esto no lo trae el niño “de serie”.

“¿Tres síntomas?” Afortunadamente cada vez está quedando más claro (por la experiencia y estudios de muchos profesionales) que hay dos tipos de Déficit de Atención: CON HIPERACTIVIDAD (hiperkinesia, dificultades en la Atención Sostenida y Falta de Reflexividad) y SIN HIPERACTIVIDAD (Dificultades en la Eficacia Atencional -lentitud motriz y cognitiva). La INATENCIÓN NO es un indicador de la hiperactividad. Es una condición totalmente distinta y, desde esta perspectiva, no PUEDE someterse nunca a los mismos tratamientos médicos (y sin embargo, actualmente,  se está haciendo).  Hasta, recientemente, el neurólogo especialista Dr. Fernández Jaén, se está dando cuenta (¡bien!) de que son dos condiciones distintas. (enlace)

3. Con respecto a los datos de prevalencia y a la “crisis de pánico” en que entraron las familias al tener en el País carencia de Concerta…  Define mucho la forma de abordar la problemática cuando se genera cierto “pánico” al no disponer de la medicación (Claro, si solo se utiliza la medicación para abordar la situación, es normal) . No dudo de los datos que ofrecen. Aunque, como siempre, había que revisar como han identificado y qué pruebas se han aplicado a las personas para diagnosticarlas. Pero llama la atención que todo el mundo estuviera preocupadísimo por la carencia del medicamento. Efectivamente el medicamento es útil en determinados casos, sobre todo para la disminución, durante las horas lectivas, de la falta de reflexividad (lo que a su vez favorece el mantenimiento de la atención) y de la hiperkinesia y, de este modo, permitirles aprovechar más efizcamente el tiempo para APRENDER en los Centros Escolares. Pero la medicación tapa los indicadores, nada más. Es imprescindible el trabajo con los padres (técnicas educativas en el manejo de la conducta de su hijo/a) y el entrenamiento en habilidades con los niños/as que tienen la condición de Déficit de Atención con Hiperactividad.

Solamente dejo estas opiniones que son fruto de mi formación y de mi experiencia profesional y, si lo has leído, me encantará que dejes algún comentario con tus opiniones, para entablar un debate, que siempre es enriquecedor.

Muchas gracias,

Reyes Armada Arnau
Psicopedagoga Consultora
Especialista en TDAs por el Grupo ALBOR-COHS
Directora del CIT-TDA Vva Pardillo

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Author: Admin